Tema 61. El arte barroco

Este tema forma parte del bloque de Arte dentro del temario. Pertenece a un grupo de temas dedicados a los estilos históricos: tema 56 (El arte clásico: Grecia y Roma), tema 57 (El arte románico), tema 58 (El arte islámico), tema 59 (El arte gótico), tema 60 (El arte del renacimiento italiano y su influencia) y tema 61 (El arte barroco)

El valor del Barroco

En el constante movimiento pendular de los estilos artísticos, oscilando entre las formas académicamente más puras y las desviaciones del canon, el Barroco fue visto como una deformación exagerada de las líneas clásicas del Renacimiento, aunque siguió utilizando elementos y motivos clásicos. A finales del siglo XIX comenzó a ser estudiado como un estilo en sí mismo y no como una degeneración del estilo renacentista. A pesar de haber sido un estilo menospreciado durante mucho tiempo, especialmente en la arquitectura, la producción artística del barroco, tanto en cantidad como en calidad, resulta extraordinaria.

El arte barroco

En la arquitectura, el Barroco perfeccionó el sistema renacentista de construir edificios con materiales sencillos y vestirlos después con materiales nobles. El palacio de Versalles, sin duda, fue la culminación de dicho sistema, sin escatimar en acabados de lujo sobre paredes y bóvedas, como expresión del poder real. Se convirtió en el modelo de palacio a imitar por todos los arquitectos europeos.

La pintura barroca dejó artistas que se cuentan entre los más destacados de la historia, como Rubens, Rembrandt, Caravaggio o Velázquez. El estilo naturalista parece imponerse en el periodo, buscando la representación fiel de la realidad sin tener en cuenta los cánones de belleza académicos. El tratamiento de la luz es la característica más reconocible de la pintura barroca.

La escultura barroca es fundamentalmente dinámica, a la búsqueda permanente del movimiento y la expresividad, con un estilo marcadamente naturalista. Es de una gran complejidad técnica porque exige representar fielmente todos los músculos del cuerpo en tensión, así como los pliegues de túnicas y ropajes.

El estilo de la Reforma y la Contrarreforma

En el contexto europeo marcado por la Reforma protestante y la Contrarreforma católica, el arte fue fiel reflejo de dicha división. En los Países Bajos acabará siendo un estilo burgués, mientras que en España e Italia será sin duda un estilo religioso, centrándose además en la representación de aquellos temas que marcaban la diferencia, como las imágenes de los santos o de la Inmaculada Concepción.

Un test para opositores

Como es habitual, os dejamos nuestro test sobre el tema. Podréis comprobar que no es muy complicado, así que quien pierde tiene castigo doble, paga los cafés y los croissants. 😉

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter