Tema 47. La Primera Guerra Mundial y las relaciones internacionales en el período de entreguerras. La crisis de 1929

Ofrecemos un temario muy cuidado

Hemos puesto mucho cuidado en la redacción de este tema, el periodo histórico que abarca es muy amplio y está repleto de acontecimientos destacables. Nos hemos tomado nuestro tiempo para resumir lo más importante en un tema con la extensión justa para ser volcado en el examen. También hemos invertido tiempo en redactar y estructurar el tema de forma clara y fácil de entender, listo para ser estudiado. Ofrecemos al opositor un producto listo para consumir, no necesita elaboración previa.

Un tema clave en el siglo XX

Según Eric Hobsbawm, durante veinte años Bismarck fue el indiscutible campeón mundial en el juego del ajedrez diplomático multilateral, su política de alianzas para evitar el conflicto aislando a Francia marcó el tramo final del s. XIX. Con la desaparición de Bismarck, la política más agresiva de Alemania rompió el equilibrio, para dar paso a la política de bloques y a una escalada de la tensión. Las potencias europeas no supieron resolver de forma pacífica sus múltiples desavenencias pensando que, de haber un enfrentamiento, sería breve y localizado. Este error de cálculo las arrastró a una guerra que terminó siendo mundial además de extraordinariamente mortífera y destructiva, mucho más que cualquier otra guerra del pasado.

Al acabar la guerra, el mundo de 1918 había cambiado radicalmente con respecto al de 1914: se habían desintegrado los grandes imperios, había triunfado la revolución bolchevique en Rusia y EE. UU. hacía su aparición en la escena internacional como gran potencia. En la década de 1920, el crecimiento de la economía especulativa y el desconocimiento último de sus mecanismos llevaron a la profunda crisis de 1929. Los economistas se aprestaron a estudiar cómo actuar ante una situación absolutamente nueva, destacando Keynes como uno de los autores que más a fondo trató el problema.

El Tratado de Versalles, en el que se fijaban los términos de la paz, dejó a Alemania en una situación muy difícil, condenada a pagar unas reparaciones de guerra que en la práctica no podía afrontar, la crisis global suspuso un golpe definitivo para su economía. El descontento alimentó los movimientos de corte ultranacionalista y totalitario en toda Europa, con especial fuerza en Italia y Alemania. En 1933 Hitler ganó las elecciones y accedió al poder.

Un test para opositores

Pensamos que dedicar unos minutos a una actividad lúdica como este test puede ser una buena forma de relajarse y a la vez fijar conocimientos. La fuerza de las imágenes hace que sea más fácil memorizar las ideas básicas del tema. Se nos hace muy difícil estudiar un tema sin contemplar imágenes sobre el periodo o sobre los protagonistas. Ya sabéis, el que pierde paga los cafés. 😉

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter