Tema 30. La formación de las monarquías feudales en la Europa occidental. El origen de los estados modernos

Este es uno de los temas del bloque de Historia dentro del temario, en clara relación con el tema 26 (Orígenes y desarrollo del feudalismo. La economía señorial. Debate historiográfico), formando un dúo dedicado a la Edad Media europea. La construcción del estado moderno es un proceso clave en la historia europea, por lo que todo opositor que se precie debe tener unos conocimientos mínimos sobre el tema.

La sociedad feudal

Durante los siglos IX y X se consolidó la sociedad feudal en el occidente europeo debido a la fragmentación política del Imperio carolingio y a las diferentes oleadas de invasiones. En ausencia de un poder central, el territorio quedó dividido en innumerables poderes locales basados en las relaciones de vasallaje que actuaban como centros de poder militar y judicial. La multiplicación de vínculos de vasallaje, en último extremo, descansaba sobre la propiedad de la tierra, de la que el señor obtenía sus ingresos económicos en forma de tributo sobre el trabajo de los campesinos.

No obstante, el proceso se desarrolló con importantes diferencias regionales. Desde un punto de vista estricto solo se puede hablar de sociedades plenamente feudales allí donde existió una estrecha relación entre el poder, las armas y la tierra. Eran los propietarios agrícolas los únicos con capacidad económica para costearse el equipamiento militar, incluyendo el armamento, la armadura y el caballo, un animal caro de mantener. Los grandes propietarios, además, podían armar grandes ejércitos, tan numerosos como el del rey o incluso más.

El reforzamiento del poder real

Durante los primeros siglos de la Baja Edad Media el rey, que no necesariamente era el señor más poderoso, supo utilizar las relaciones de vasallaje para asentar su posición en la cúspide de la sociedad feudal, todos los señores le debían homenaje y él no se lo debía a nadie. Se formaron así las monarquías feudales que, en rigor, solo se formaron en Francia e Inglaterra. A pesar del éxito de los monarcas, los señores territoriales aún conservaban mucho poder.

A partir del siglo XIV los reyes fueron imponiéndose sobre los señores, sentando las bases del estado moderno. Acabando el siglo XV, tanto en Inglaterra como en Francia la monarquía había conseguido constituir un gobierno central con especialistas a sueldo que se ocupaban de los diferentes asuntos del reino.

Un test para opositores

Como cada semana, os proponemos un breve test sobre el tema, en este caso decorado con pinturas medievales que lo hacen mucho más atractivo. Es mucho más interesante si tiene carácter competitivo, ya sabéis, quien pierde paga los cafés. 😉

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter