Tema 29. La expansión de los reinos cristianos en la península ibérica

Este es un tema básico en el temario de Historia que todo opositor debe conocer. En la formación de los reinos cristianos en el norte y su expansión hacia el sur se encuentra el origen de las entidades políticas que hoy existen en la península. En el caso de España, con la cuestión territorial permanentemente abierta, las referencias a la Edad Media son habituales en el debate político.

Los primeros núcleos de resistencia

En el 711 las tropas del Califato de Damasco derrotaban al rey Rodrigo en la batalla del Guadalete y, ante el derrumbe del Estado visigodo, conquistaron prácticamente toda la península ibérica en apenas diez años, quedando pequeños núcleos de resistencia en la cornisa cantábrica. A partir de aquellos reducidos núcleos se formaron los grandes reinos cristianos que dominarían la península en los tres últimos siglos de la Edad Media. Es necesario, por lo tanto, conocer cómo se expandieron hacia el sur mientras articulaban sus instituciones políticas y cómo se fueron definiendo las fronteras entre ellos, en unas relaciones de vecindad no siempre sencillas.

La formación de los reinos y la expansión hacia el sur

Durante los siglos VIII, IX y X los núcleos de resistencia fueron dando forma a unos reinos todavía precarios que aumentaron su territorio hacia el sur, aunque con dificultades frente a un adversario poderoso. En el oeste se adentraron en el valle del Duero, sin encontrar una gran resistencia por tratarse de una zona despoblada, mientras en el este el avance fue menor, frenados en el valle del Ebro que tenía una gran densidad de población. Puede decirse que a finales del siglo X existía una situación de equilibrio.

La descomposición del Califato de Córdoba en innumerables taifas a comienzos del siglo XI debilitó al bando musulmán y permitió que los reinos cristianos tomaran la iniciativa. Si en los tres siglos anteriores las conquistas cristianas habían sido modestas, apenas dos siglos después el territorio musulmán quedaba restringido al reino de Granada en el sureste

Un proceso complejo

El proceso de avance hacia el sur no fue un proceso unívoco y unidireccional. La inestabilidad política fue la tónica en esta primera fase, tanto los reinos cristianos como los musulmanes participaron siempre en un complejo sistema de alianzas cruzadas para intentar afianzar sus respectivos poderes.

La historiografía clásica desarrolló el mito histórico de la Reconquista defendiendo la legitimidad de los reyes cristianos como herederos del Estado visigodo y estableciendo una continuidad en el proceso desde don Pelayo hasta los Reyes Católicos. Muchas voces se han alzado contra esta visión, quizá demasiado simplificadora para un proceso tan largo. Así, Menéndez Pidal defendía que en el siglo XIII aún no existía en los reyes cristianos la idea de Reconquista.

Un test para opositores

Esta vez el test entra de lleno en la historia política más clásica que estudiaron nuestros mayores. Se trata de identificar a algunos de los principales reyes del periodo. Lógicamente, desconocemos absolutamente el aspecto que podían tener, estas recreaciones, la mayoría del siglo XIX, nos ofrecen una fantástica visión idealizada. Ya sabéis, quien pierde paga los cafés. 😉

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter