Tema 24. La península ibérica hasta la dominación romana

Un tema de Prehistoria en el temario

La mayoría de los estudiantes que deciden estudiar Historia en la Universidad lo hacen atraídos por los acontecimientos más próximos, son muy pocos los que llegan en busca de la Prehistoria o de la Antigüedad. A pesar de ello, resulta evidente que es necesario conocer dichos periodos para entender el desarrollo posterior. Por supuesto, el opositor aspirante a profesor de Historia debe tener unos conocimientos claros sobre este tema.

Un periodo marcado por la influencia externa

La península ibérica está habitada desde hace un millón de años, antigüedad que se atribuye a los restos de Homo antecessor encontrados en el yacimiento de Atapuerca. Los primeros humanos modernos llegaron hace unos 35.000 años procedentes de Europa central. El desarrollo de los pueblos del Próximo Oriente y su expansión por el Mediterráneo en busca de metales y otras materias primas, convirtieron todo el levante peninsular, desde los Pirineos hasta el Guadalquivir, en la zona de mayores intercambios culturales. En menor medida, aunque también importante, la influencia de Europa central llegó a través de los Pirineos. Por último, los acontecimientos de la fachada atlántica europea se hicieron notar en el noroeste. Estas tres grandes corrientes de influencia exterior junto a la complicada orografía peninsular dieron lugar al desarrollo en diferentes lugares de culturas con rasgos propios.

El contacto de otras civilizaciones con las culturas locales se había realizado a través de intercambios comerciales o de oleadas de emigrantes, hasta que en el siglo III a. C. los cartagineses decidieron tomar el control efectivo sobre buena parte de la península, atrayendo la atención de Roma, decidida a frenar las intenciones expansivas de Cartago, lo que dio lugar a la segunda guerra púnica, que en buena medida se desarrolló en Iberia. En el 218 a. C. los romanos desembarcaban en Emporion, iniciando la incorporación plena de la península ibérica al mundo de la Antigüedad y la asimilación cultural de los diferentes pueblos que la habitaban.

Un test para opositores

Como decimos siempre, la vertiente lúdica también es importante en el estudio, un par de minutos intentando relacionar conceptos e imágenes puede ayudarnos a fijar ideas y a distraernos a la vez. Ya sabéis, quien pierde paga los cafés. 😉

 

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter