Tema 19. La población española. Comportamiento demográfico. Fenómenos migratorios

Datos actualizados

En todos los temas de economía o de demografía es especialmente importante disponer de datos actualizados. En los últimos años han ocurrido fenómenos importantes que deben ser recogidos en este tema: el descenso del paro después de alcanzar su máximo en 2013, la caída de la fertilidad después del repunte de principios de siglo o la pérdida de población después de haber alcanzado su máximo en 2012. Un temario que no esté actualizado no recogerá adecuadamente todos estos cambios. Afortunadamente, el Instituto Nacional de Estadística es una fuente de información muy completa. Pero es necesario estar familiarizado con las consultas e invertir tiempo en buscar los datos deseados. Ese trabajo lo hemos hecho en Opohispania para nuestros opositores.

Un tema clave en el temario

La demografía es una herramienta esencial para estudiar los cambios sociales, este tema es una radiografía de la historia contemporánea de España. Todos los acontecimientos dejan su huella en la demografía, resulta imprescindible, por lo tanto, manejar los conceptos básicos de la disciplina y conocer su evolución en el último siglo y medio español. Todo opositor debe alcanzar estos conocimientos.

La población española

En la actualidad, España es el quinto país más poblado de Europa (sin contar Rusia), con una población que presenta unas características similares a la del resto de países europeos. No obstante, hay que tener presente que los datos demográficos medios del país esconden unas importantes diferencias regionales, que es preciso desgranar y explicar. Existe un gran contraste entre las zonas despobladas del interior y las más pobladas de la costa mediterránea, entre la alta densidad de las zonas urbanas y la baja densidad de las zonas rurales o entre la población más envejecida del norte y la más joven del sur.

La actual estructura de la población responde a los cambios históricos acontecidos en el último siglo y medio. La transición demográfica en España no comenzó hasta finales del siglo XIX debido al retraso en la industrialización, pero una vez empezada siguió las mismas pautas que se habían observado en los otros países occidentales. Se puede considerar que con el cambio de siglo se puso fin al ciclo demográfico antiguo, con un claro descenso de la mortalidad. Tras la Guerra Civil y la dura posguerra, a partir de la segunda mitad de la década de 1950, los cambios económicos provocaron una mejora general en las condiciones de vida, dándose las condiciones para que se produjera el denominado baby boom.

En los últimos 60 años la sociedad española ha experimentado profundos cambios que se observan en su demografía. La elevada esperanza de vida, de las más altas del mundo, nos habla de los inmensos progresos de la sanidad pública, el desplome de la natalidad nos muestra cómo ha cambiado el papel de la mujer en la sociedad y el saldo migratorio de los últimos 20 años nos recuerda que España ha pasado de ser un país de emigrantes a un país de inmigrantes.

El análisis demográfico de España también muestra claramente los grandes retos del futuro. De cómo se aborden los grandes desequilibrios territoriales, el envejecimiento de la población o la asimilación de la población extranjera dependerá el futuro del país.

Como siempre, os proponemos un test, una forma lúdica de afrontar el estudio. Ya sabéis, quien pierde paga los cafés. 😉

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter