Tercera sesión del curso de casos prácticos para Inglés Primaria

El jueves tuvo lugar la tercera sesión de casos prácticos para las oposiciones de maestros de inglés. Como ya sabéis, nuestro preparador, Cristo Rey Monge, ha sido presidente de tribunal de oposiciones de inglés de primaria y su experiencia es clave a la hora de encarar nuestras sesiones que siguen, en todo momento, la estructura de las sesiones de Opolengua.com y sus veinte años de experiencia.

Las dos primeras sesiones.

Las dos primeras sesiones han sido distintas de las demás pues  se han dado  las bases para resolver los supuestos prácticos: un esquema, la legislación básica, los puntos que no pueden faltar… Aún así, se trató en cada sesión un tipo de caso práctico y se resolvió conjuntamente en clase. La solución, resuelta y corregida por nuestro preparador, se cuelga los martes en el aula virtual.  Ya sabéis que nosotros luego corregimos individualmente  cada resolución que realizan los opositores.

Nuestra tercera sesión.

En la tercera sesión trabajamos tres casos prácticos de forma distina, colgando en el aula virtual la propuesta de nuestro preparador (que, como sabéis, sigue las indicaciones que recibió como presidente de tribunal) y corrigiendo de forma individualizada los ejercicios escritos por los opositores.

En esta ocasión, el tema nuevo era METHODOLOGY  y el enunciado de nuestro caso es, ¿cómo no? un viejo conocido de las oposiciones de varias comunidades (si no de todas).

Caso Práctico Inglés Primaria:

How would you deal with pupils who are not interested in learning English?

Give an example addressed to children on the sixth grade of  Primary Education and a rationale for your answer.

Cada opositor propone las actividades que, bien desde su experiencia, bien desde los conocimientos adquiridos durante la carrera, cursos de metodología, temario de oposiciones  o lecturas, y que se ponen en común con el preparador que evalúa su viabilidad en ese determinado contexto. Como ya hemos comentado en posts ateriores, no sirve de nada proponer actividades “ideales” que no se pueden llevar a cabo por el motivo que sea (nivel, disciplina, tiempo, etc.) puesto que nuestros evaluadores, los miembros del tribunal, son maestros de inglés que se dedican, precisamente, a esto.

Se trata de proponer ideas  que llamen la atención del tribunal, bien por lo novedosas que resulten o bien por lo prácticas y eficaces que sean. De demostrar al tribunal que somos el maestro o la maestra de inglés mejor preparados.  Que lean algo que quieran copiar y aplicar en sus clases.

¿Y los opositores “on-line”?

Los opositores que siguen el curso on-line disponen de un vídeo tutorial que mejora la explicación dada en clase pues se enriquece con las experiencias y aportaciones producidas durante la sesión presencia, dando así lugar a una síntesis mejorada de la propia sesión. Por lo que se refiere a las actividades son iguales a las presenciales pues  durante la sesión online se revuelve el mismo caso práctico de la misma manera. También los opositores tienen acceso a la versión del preparador colgada en la plataforma y a las correcciones individualizadas.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter