Tema 72. Cambio social y movimientos alternativos. Feminismo, pacifismo y ecologismo

Tema 72. Cambio social y movimientos alternativos. Feminismo, pacifismo y ecologismo

Por aquí tenemos un montón de test para repasar todos los temas y unas cuantas películas que te pueden ayudar para estudiar o explicar el temario .

Continuamos nuestra serie El personaje del tema, en la que vamos destacando a una persona relacionada con cada tema. No se trata de un elección objetiva, sencillamente nos fijamos en un personaje que nos llama la atención por algún motivo. Por supuesto, cada lector puede tener su propia opinión sobre quién sería, a su juicio, el personaje destacado del tema.

La primera persona que estudió los grandes primates en su hábitat

En el caso del tema 72 nos hemos fijado en Jane Goodall (Londres, 1934). Es fácil de identificar, todos hemos visto en alguna ocasión algún documental en el que aparece una joven rubia con coleta observando muy de cerca a un grupo de chimpancés, incluso interactuando con ellos. Esa imagen seguro que todos la tenemos guardada en algún lugar de nuestra memoria visual, aunque quizá no recordemos el nombre de la joven en cuestión.

A finales de los años 50 Jane Goodall entró en contacto con el matrimonio Leaky (Louis y Mary), arqueólogos y antropólogos que habían realizado aportaciones fundamentales al concimiento del proceso de hominización a partir de los extraordinarios hallazgos que consiguieron en sus excavaciones en África oriental. Los Leaky pensaban que el estudio del comportamiento de los grandes simios, un campo entonces prácticamente desconocido, podría ayudar a entender mejor la evolución de los homínidos. Lo cierto es que solo se conocía el comportamiento de estos animales en los parques zoológicos, pero nadie los había estudiado en su entorno natural. El matrimonio Leaky apadrinó el trabajo científico de tres jóvenes pioneras: Jane Goodall, Dian Fossey y Biruté Galdikas, que se dedicaron al estudio de chimpancés, gorilas y orangutanes, respectivamente. Se las conoce como las trimates o los ángeles de Leaky (estableciendo un parelelismo con la serie de televisión). Hay que recalcar que en la década de 1960 todavía era un ámbito científico completamente masculino en el que tuvieron que vencer desconfianzas y rechazos. Desafortunadamente, Fossey quizá sea la más conocida, fue asesinada en 1985, probablemente por cazadores furtivos de gorilas, y su vida fue llevada al cine (Gorilas en la niebla, 1988).

En cuanto a nuestra protagonista, Jane Godall, desde principios de los años 60 se dedicó al estudio del comportamiento de los chimpancés en su hábitat natural. Se acercó a los chimpancés y fue aceptada por un grupo familiar con el convivió durante meses, lo que le permitió realizar sus observaciones a escasa distancia, realizando descubrimientos auténticamente novedosos, aspectos que hoy nos parecen evidentes pero que en aquel momento eran completamente desconocidos. Describió el complejo mundo de las relaciones sociales de los chimpancés, se dio cuenta de que los diferentes individuos tenían personalidades diversas, observó que fabricaban herramientas (lo que cuestionó seriamente el concepto de ser humano) y, para escándalo general, comprobó que eran cazadores, comían carne, podían ser muy violentos en sus relaciones sociales y eran capaces de matar a miembros de su misma especie, llegando incluso al canibalismo.

El trabajo de Godall fue recogido en numerosos documentales, así como en innumerables libros y trabajos científicos. Gracias a su trabajo de campo en África, a partir de los años 70 se convirtió en una firme defensora del conservacionismo, un movimiento que suponía una auténtica ruptura con el pasado y en el que debemos citar a otros grandes divulgadores de la época, como las mismas Dian Fossey y Biruté Galdikas o Jacques Cousteau y Félix Rodríguez de la Fuente. Hoy los documentales de animales nos parecen algo absolutamente normal, pero hay que insistir en que en los años 70 resultaban una novedad, y es necesario resaltar el trabajo de los pioneros. En el ámbito doméstico, es obligado citar que Jane Godall fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias en 2003.

Origen de la imagen

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter