Tema 63. Las artes plásticas del impresionismo a la abstracción

Tema 63. Las artes plásticas del impresionismo a la abstracción

Seguimos con nuestras recomendaciones de películas que tengan que ver con el temario. Aquí tenemos debilidad por el cine clásico de Hollywood, así que nuestras recomendaciones van en esa línea. Desde luego, no pretendemos substituir con películas las lecturas de la bibliografía específica de cada bloque temático. El cine es ficción y como tal hay tomarlo. Pero puede ser una vía para conjugar ocio y estudio, puede ayudarnos a recrear una determinada época o a crearnos el marco mental donde encajen los contenidos del tema. Además, ya sabéis que en este blog podéis encontrar más de un centenar de test sobre todos los temas para ayudaros en el repaso.

Moulin Rouge (1952) tiene todos los ingredientes del gran cine. Basada en la novela con el mismo título escrita por Pierre La Mure, fue dirigida por John Houston e interpretada, entre otros, por José Ferrer (que da vida a Toulouse-Lautrec), Christopher Lee (interpretando a Seurat)o Zsa Zsa Gabor (sex-symbol de la época). Tanto el director como los protagonistas se encontraban entre los más destacados del momento. La película recrea el ambiente del París de finales del siglo XIX y narra las andanzas del pintor en el famoso cabaré. Son renombrados los cuadros de Toulouse-Lautrec que muestran escenas del Moulin Rouge, e incluso realizó varios carteles para la sala en los que se anunciaban los espectáculos. Sin destripar la película (eso que ahora se llama hacer spoiler), el guion gira en torno a la difícil relación sentimental entre el pintor y una mujer joven de vida turbulenta, lo que sirve de hilo conductor para mostrar el ambiente colorido y bohemio del local.

La película tuvo un notable éxito de taquilla y destacó en la ceremonia de los Óscar de 1953, donde consiguió 7 nominaciones y 2 premios, Mejor dirección artística y Mejor vestuario, lo que da una idea del resultado vistoso y colorido que consiguió John Houston.

Un pequeño desafío 😉 : podéis intentar descubrir cómo consiguieron que un actor relativamente alto como José Ferrer (1,78 m), apareciera en pantalla con una altura parecida a la de Toulouse-Loutrec (1,52 m).

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter