Tema 53. La dictadura franquista: régimen político, evolución social y económica

Tema 53. La dictadura franquista: régimen político, evolución social y económica

Cine y oposiciones. Una clara relación de simbiosis, dos actividades que se complementan y potencian mutuamente. Cuanto mejor nos sabemos el temario, más disfrutamos del cine, entendemos mucho mejor el contexto y podemos apreciar detalles que al lego se le escapan. Cuanto más cine vemos, mejor quedan fijadas las ideas en nuestro cerebro y más fácil nos resulta evocarlas el día del examen. Mientras tanto, entre peli y peli, ya sabéis que también tenemos un montón de test para repasar todos los temas.

Hoy traemos una gran película española, Los santos inocentes (1984), dirigida por Mario Camus y basada en la novela con el mismo título de Miguel Delibes publicada en 1981. Poco podemos decir del autor vallisoletano, que en aquel momento comenzaba a recibir un amplio reconocimiento por su extensa obra. Así por ejemplo, en 1982 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras. El director Mario Camus, por su parte, a lo largo de su carrera demostró una especial habilidad para adaptar obras literarias al cine. En 1982 ya había obtenido el Oso de Oro de Berlín por La colmena, basada en la novela de Cela, mientras que con Los santos inocentes obtuvo la mención especial del jurado del Festival de Cannes.

El reparto es de lujo, aunque hay que destacar a Paco Rabal y Alfredo Landa, dos de los actores españoles más grandes del siglo XX, ambos premiados en Cannes por su trabajo en esta película. Les acompañan otros grandes nombres de la pantalla española como Juan Diego, Terele Pávez, Mary Carrillo o Manolo Zarzo.

La acción se desarrolla en un latifundio extremeño en los años 60 y muestra las condiciones de pobreza extrema que todavía existían en el campo español, así como las enormes diferencias sociales. No hay que olvidar que la elevada conflictividad social fruto de esa enorme desigualdad en la mitad sur de España, en la que abundaban los latifundios, fue uno de los ingredientes clave en el estallido de la Guerra Civil. La dictadura no acabó con el problema, pero la represión sí acalló el conflicto. La película muestra también cómo en los años 60 ese modelo comienza a entrar en crisis. Paco «el Bajo» (Alfredo Landa) es un trabajador del cortijo absolutamente sumiso, a pesar del trato humillante que recibe, especialmente por parte del señorito Iván (Juan Diego). Pero su hijo Quirce (Juan Sánchez) no está dispuesto a seguir la vida de su padre y emigra a la ciudad para trabajar en un taller.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter