Tema 48. Fascismo y neofascismo: caracteres y circunstancias en que se desarrollan

Tema 48. Fascismo y neofascismo: caracteres y circunstancias en que se desarrollan

Cine y oposiciones. Un ensamblaje sin fisuras. Por supuesto, el cine no puede sustituir al estudio ni a las lecturas. Tenemos que estudiar el temario y tenemos que leer las obras básicas de cada ámbito. No hay atajos, como sabe perfectamente todo buen opositor. Pero el cine nos ayuda, marca nuestro camino con hitos que después nos ayudarán a recordar. Además de las pelis que recomendamos, también tenemos un montón de test para repasar todos los temas.

Hoy os proponemos American History X (1998), del director inglés Tony Kaye, que resulta ser un personaje bastante peculiar (buscad y veréis). Como protagonista principal, aparece Edward Norton, cuya incipiente carrera experimentó un gran impulso gracias a su trabajo en esta película, por la que fue nominado al Óscar. Le acompaña Edward Furlong, cuyo nombre quizá no nos dice mucho, pero su cara nos resulta muy familiar (buscad una foto). Podemos destacar también a Beverly D’Angelo, cantante y actriz con una larguísima carrera, que ya había tenido un papel protagonista en la mítica Hair (1979).

La película narra los conflictos de dos hermanos en Los Ángeles a partir de sus vínculos con un grupo neonazi que proclama la supremacía racial de los blancos. El padre de ambos fue asesinado por un hombre negro. El mayor (Norton) acaba en la cárcel por el asesinato de dos hombres negros que intentaban robar su coche. Durante su estancia en prisión, no obstante, abandona sus ideas nazis y, una vez libre, intenta alejarse de su anterior vida. El menor (Furlong) parece seguir el camino contrario, comienza a radicalizarse mientras su hermano mayor está en la cárcel. Una película en la que parecer no haber ni buenos, ni malos, en la que se muestra con crudeza el intrincado conflicto racial en EE.UU.

Siempre nos sorprendió que, años después de la Segunda Guerra Mundial, hubiera seguidores de Hitler en Norteamérica entre los hijos y los nietos de aquellos que desembarcaron en Normandía. Una vez más, comprobamos que cualquier problema social es extremadamente complejo.

Origen de la imagen

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter