Tema 41. Nacionalismo y liberalismo en la Europa del siglo XIX

Tema 41. Nacionalismo y liberalismo en la Europa del siglo XIX

Cine y oposiciones. Pensamos que es una buena combinación. Las películas pueden ayudarnos a recordar los acontecimientos de un determinado periodo histórico, las imágenes seguramente fijan mejor en nuestra mente los conceptos que estamos estudiando. Con nuestra mejor intención traemos por aquí algunas películas que, además de procurarnos un buen rato de disfrute, creemos sinceramente que pueden ayudar a los opositores. Además de estas recomendaciones de películas, ya sabéis que tenemos más de un centenar de test sobre todos los temas para ayudar con los repasos.

Hoy proponemos una gran producción italiana, El gatopardo (Il Gattopardo, 1963), dirigida por Luchino Visconti e interpretada por Burt Lancaster, Alain Delon y Claudia Cardinale. Se trata, sin duda, de una de las grandes películas de la historia del cine europeo. Visconti, afiliado al partido comunista durante la Segunda Guerra Mundial, fue uno de los directores más destacados del denominado Neorrealismo italiano, una corriente cinematográfica surgida en la posguerra que se centraba en temáticas de carácter social. En ese movimiento se cuentan también otros directores de renombre como Rossellini, De Sica o Fellini.

En cuanto a los intérpretes, estamos ante tres grandes del momento. Burt Lancaster ya era una estrella en Hollywood con una larga carrera a sus espaldas. En este caso interpretando un papel muy diferente a los que había encarnado en la mayoría de sus anteriores películas, en los que predominaba la acción y la exuberancia física, no en vano antes de ser actor había trabajado como acróbata en un circo. Puede decirse que la película descansa sobre el magistral trabajo de Burt Lancaster. El francés Alain Delon y la italiana Claudia Cardinale, por su parte, eran dos jóvenes estrellas del cine europeo que, pese a su juventud, habían participado en películas importantes y gozaban de gran fama.

La película está basada en la novela con el mismo título escrita por Lampedusa en 1958, considerada como una obra clave en la literatura italiana. La acción transcurre en Sicilia, donde la aristocracia terratienente debe adaptarse a los profundos cambios que se derivan del proceso de unificación italiana, que afecta a la isla con el desembarco de Garibaldi (1860). El nuevo régimen supondrá el fin del Reino de las Dos Sicilias, el ascenso de la burguesía al poder y el principio del declive de la aristocracia. El matrimonio entre el sobrino (Alain Delon) del príncipe de Salina (Burt Lancaster) con la hija (Claudia Cardinale) del nuevo alcalde representa el último esfuerzo de la nobleza para sobrevivir. Un espíritu de adaptación que queda recogido en una frase que ha hecho fortuna mucho más allá del cine: «Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie» («Se vogliamo che tutto rimanga come è, bisogna che tutto cambi«), aunque normalmente se formula como cambiar todo para que todo siga igual.

Que la disfrutéis 😉

Origen de la imagen

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter