Tema 17. La península ibérica: relieve, clima y vegetación. Diversidad regional de la España Peninsular e Insular

 

Además de esta, tenemos otra entrada sobre este tema con un nuevo test.

El temario de Geografía.

El tema 17 se incluye dentro de la parte de Geografía del temario y toca aspectos de geología, de clima y de biogeografía. Como todos los temas que se adentran en aspectos de carácter científico, puede generar inseguridad en aquellos opositores que no sean licenciados o graduados en Geografía, algo que hemos tenido muy en cuenta a la hora de redactarlo. En numerosos temarios este tema a menudo lo encontramos un tanto confuso, con una acumulación amorfa de conceptos y con expresiones que muchas veces dejan entrever cierto desconocimiento por parte de su autor. La clave está en conseguir una redacción que sea clara pero a la vez correcta, sin caer en la simplificación excesiva o en un lenguaje poco formal. Honestamente, creemos que en nuestro temario lo hemos conseguido, hemos invertido mucho tiempo en ello para facilitar el trabajo del opositor.

La variedad de la península ibérica

La gran variedad de hábitats que se dan en la península ibérica deben explicarse a partir de los diferentes climas propiciados por el relieve y la situación geográfica. Las condiciones naturales de cada región peninsular han propiciado diferentes estrategias de adaptación por parte de sus habitantes a lo largo de la historia, creando peculiaridades regionales también en lo social. Un hecho acentuado por las dificultades para las comunicaciones terrestres. Se hace imprescindible, por lo tanto, conocer los principales elementos de la geografía física de la península.

Las principales características

La península ibérica está situada en el extremo sudoeste de Europa, rodeada por el Atlántico y el Mediterráneo y unida al continente por los Pirineos, que actúan como nexo de unión y frontera natural a la vez. La península ibérica tiene una superficie aproximada de 600.000 km2 repartidos entre cuatro países: España (494.000 km2), Portugal (89.000 km2), Andorra (450 km2) y Reino Unido (Gibraltar, 7 km2). Una de las principales característica de la península es su elevada altitud media, en torno a los 600 m, un valor destacable que en Europa solo se supera en países alpinos como Suiza o Austria. Además, aproximadamente el 15% de la superficie se encuentra por encima de los 1000 m de altitud. El relieve es bastante accidentado con diferentes cordilleras y sistemas montañosos, tanto en la periferia de la meseta como en su interior. El clima está claramente influido por tres factores clave: la elevada altitud media, el relieve y la situación geográfica. Situada en la zona templada de la Tierra, la altitud provoca temperaturas inferiores a las que corresponderían por latitud, mientras que la combinación del relieve con la circulación dominante en la atmósfera divide la península en una zona húmeda y otra seca.

Un test para opositores

Una pequeña distracción que puede servir a la vez para relajar un poco la tensión y para asociar conceptos a imágenes, algo bastante útil. Además, nos podemos recrear observando diferentes paisajes de la península y Canarias. Ya sabéis, quien pierde paga los cafés. 😉

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter