¿Por qué estudiar ya las oposiciones de 2023?

¿Por qué estudiar ya las oposiciones de 2023?

Photo by John Bell on Unsplash
Photo by John Bell on Unsplash

Tras los últimos acontecimientos (el retraso en la promulgación del nuevo Real Decreto de acceso y la clara oposición al mismo de algunas comunidades y grupos de opositores como Docentes por la Justicia), hemos entrado en un periodo con algunos interrogantes. ¿Cómo serán finalmente las oposiciones en mi comunidad? ¿Habrá ejercicio práctico? ¿Cómo será exactamente el baremo?

Hay elementos de incertidumbre en las oposiciones de 2023

Desgraciadamente, no podemos contestar de forma taxativa a estas cuestiones y es probable que esto no sea posible hasta dentro de unas cuantas semanas o meses. Recordemos que el Gobierno ha pospuesto la aprobación de este Real Decreto a abril o mayo de 2022 y, como hemos dicho, muy probablemente tras su aprobación haya demandas de inconstitucionalidad por parte de Docentes por la Justicia e incluso de algunas comunidades autónomas.

Miles de personas están paralizados. No seas una de ellas.

Por tanto, debido a la incertidumbre, se está produciendo la parálisis lógica en muchas personas. Ante esta situación, el presente artículo pretende ser un toque de campana que avise a todos los navegantes de que, aunque estemos ahora mismo en plena travesía sin un viento claro, el puerto de llegada sigue estando en el mismo sitio. La plaza sigue estando detrás del mismo obstáculo y nuestros aliados son los mismos de siempre: el esfuerzo, el tesón, el talento y el valor.

La tendencia humana a evitar el esfuerzo nos favorece

Y, como cualquier situación negativa, esta incertidumbre también tiene sus aristas positivas. ¿Cuántas personas hay hoy que están retrasando su incorporación al estudio o ralentizando el mismo precisamente porque hay elementos confusos? Muchísimas. Hay una tendencia natural en el ser humano al dolce far niente, a no hacer nada, a dejar que el tiempo pase sin esforzarnos. Es normal. La vida es bella y hay muchísimas actividades y distracciones que nos producen un placer inmediato y fácil o que, simplemente, no nos suponen sacrificio alguno. La tendencia natural del ser humano es rendirse a la molicie y evitar el esfuerzo. Sin embargo, hay muchas personas que han comenzado ya a estudiar y cada día incrementan paso a paso su ventaja sobre los que no han comenzado su preparación. ¡Ánimo para ellas!

La excusa moral que evita el estudio de las oposiciones

Y preparar las oposiciones supone un enorme esfuerzo, pues dedicamos muchísimas horas a una actividad repetitiva y obligatoria: memorizar ideas. Esto es muy cansado física y mentalmente y, como decimos, la tendencia natural del ser humano es evitar el sacrificio. Y al llevarse a cabo este rechazo, al evitar el estudio, el ser humano tiene que buscar una razón que le disculpe ante sí mismo de lo que está haciendo. Es entonces cuando busca la razón que facilita el escaqueo del deber; es decir, es cuando se busca la excusa moral, que el ser humano emplea para calmar su propios remordimientos, pues sabe que no está haciendo lo correcto. ¡No estudio porque no se sabe cómo van a ser las oposiciones! Este mismo tipo de planteamiento se da en otras facetas de la vida cada vez que el ser humano ha de hacer sacrificios (al afrontar dietas, el abandono de alcohol o tabaco, al encarar rutinas de ejercicio físico diario, etc.). Siempre buscamos una excusa para evitar el displacer.

No hay excusas: hay que estudiar

Y lo que debemos plantearnos cada vez que sintamos esa punzada es reaccionar rápidamente. ¿Habrá oposiciones? Sí, pues están comprometidas para 2022 o 2023 según la comunidad de que se trate. ¿Puedo ganar ventaja sobre mis competidores si estudio desde ahora mismo? Sí, indudablemente. Todo lo estudiado será una enorme ventaja sobre quienes se incorporen al estudio meses después, ¿Habrá una posibilidad para mí? Sí, por supuesto. Hasta dándose el proceso de regularización anunciado habrá plazas sobrantes y en un contexto de pasividad generalizado, quienes hayan estudiado destacarán más y coparán los puestos altos de los tribunales. ¿Hay elementos seguros en esta oposición? Sí, con toda seguridad se mantendrá el temario

¿Qué es lo que debo hacer? Estudiar por tierra, mar y aire.

Debemos estudiar el temario por tierra, mar y aire por las siguientes razones. Habrá oposiciones en 2022 o 2023 (según sea la comunidad de referencia) en un contexto de confusión que habrá desmoralizado a muchas personas. Otras muchas no estudiarán esperando que sus méritos de antigüedad les sean casi suficientes para obtener la plaza, Eso significará que las personas que hayan estudiado destacarán más que en otras ocasiones y ocuparán las notas altas de los tribunales, por lo que podrán optar a una plaza. Salga el modelo de oposición que salga, el temario va a ser el mismo. Por tanto, hay que estudiar desde ya. Quienes ya han comenzado el estudio, deben redoblar sus esfuerzos para llevar cuantos más temas mejor.

Nuestra oferta de cursos ante esta situación

Ya sabes que nosotros hemos adaptado nuestra oferta de cursos para que puedas comenzar ya. Tenemos para ello un Curso de Estudio Opohispania que incluye el temario y nuestro Método de estudio Opohispania. Más adelante, cuando todo esté más claro, puedes proseguir tu preparación haciendo nuestro Curso Opolengua 2023 (que seguirá lo que marque el nuevo Real Decreto) o nuestro clásico Curso Total (que seguirá el decreto 276/2007). Todo está dispuesto para que puedes comenzar a estudiar ya y tomes ventaja sobre otras personas que aún se lo estén pensando. ¡A por la plaza!

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter