La preparación bianual en oposiciones de secundaria

La preparación bianual es el gran reto del opositor que ya trabaja. A lo largo de los años he tenido que opositar en varias ocasiones y con casuísticas muy diversas. Una de las constantes en este proceso de convocatorias bianuales se da a la hora de afrontar el curso intermedio. ¿Qué hacer en los periodos académicos entre oposiciones? Existe una opinión casi por cada aspirante, de modo que es normal tener sensaciones enfrentadas a la hora de elegir. Hay quien defiende que esos cursos son un buen momento para descansar la mente y cargar pilas de cara a las siguientes oposiciones. Sin embargo, es cada vez más común encontrarse con opositores que planifican su calendario de estudio a dos cursos vista. ¿Es una opción adecuada? Es difícil responder a eso pues cada opositor presenta sus propias características a la hora de afrontar el estudio. Pero desde Opohispania tenemos algunas razones de peso para animarte a iniciar la preparación con antelación:

1. Porque puedo trabajar mi punto débil. Es una opción muy sensata planificar ese curso para la preparación de algunos pocos temas que me supongan un reto. Por ejemplo si soy Historiador del Arte y no tengo un buen conocimiento de geografía, ese curso es un excelente momento para prepararme los temas más importantes de esta materia. Así podrás compensar las lagunas en tu preparación.

2. Porque puedo ampliar mi bagaje. La bibliografía es el gran reto del opositor de geografía e historia. Un opositor medio debería manejar una bibliografía base tanto en Historia como en Arte. Sin estas lecturas las referencias en las practicas, y los temas quedan muy escuetas. Es un buen momento para trazar una lista base de lecturas sobre las que profundizar en estos meses de trabajo.

3. Porque puedo ampliar el número de temas. A veces la preparación de las oposiciones en un solo curso académico no nos permite trabajar sobre el número de temas que nos gustaría. Una preparación a dos años nos va a permitir programar un número de temas mayor. Desde Opohispania recomendamos siempre hacerlo y mantenemos nuestros cursos abiertos todos los años.

4. Porque gano en tranquilidad. El estrés que requiere preparar las oposiciones en un solo curso genera unos niveles de ansiedad importantes. A veces es bueno ampliar a dos años la fase de preparación en busca de aliviar la carga de trabajo y poder preparar con más tranquilidad la prueba. Quizás es algo que el opositor duda a veces, pero estar relajado es un factor muy muy importante a la hora de preparar unas oposiciones.

5. Ensayo, ensayo, ensayo. Dos cursos de preparación pueden incrementar mucho el número de ensayos que lleves a cabo. Practicar es esencial en el proceso de preparación y a veces subestimamos esta fase del proceso. Una planificación más amplia me puede permitir tener más oportunidades para enfrentarme al reto de ensayar exámenes tipo. Ánimo con ello.

La lista podría ser más amplia y las razones son mucho más importantes de lo que piensas, pero la última palabra la tienes tu. Desde Opohispania te animamos a que lo pienses y te animes a preparar tus próximas oposiciones con dos cursos de antelación, estamos convencidos de que notarás la diferencia.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter