¡Ponte a prueba! 6/2019 (Solución) Ejercicio Práctico de Geografía e Historia

La imagen muestra un paisaje típico de dehesa, formación vegetal que se presenta especialmente en el oeste de la península ibérica, en las comunidades de Andalucía, Extremadura, Castilla y León y Castilla-La Mancha.

La península ibérica puede dividirse en dos grandes regiones biogeográficas, la eurosiberiana, propia de las zonas húmedas y frescas, y la mediterránea, propia de las zonas con un verano seco bien marcado que ocupan la mayor parte de la superficie peninsular y que tienen en el bosque mediterráneo la formación vegetal típica. Entre las especies arbóreas destacan las frondosas como la encina (Quercus ilex), la gran protagonista por su gran capacidad para adaptarse a un amplio abanico de suelos y climas. También es frecuente el alcornoque (Quercus suber), aunque es menos resistente a la sequía, al frío y a los suelos calizos. Entre las coníferas, están presentes el pino carrasco (Pinus halepensis) y el pino piñonero (Pinus pinea), mientras que el sotobosque típico está compuesto de matorrales y plantas aromáticas y espinosas.

La dehesa es una variante de ese bosque mediterráneo modificado por la acción humana, de modo que parte del suelo está cubierto por pastos en una proporción similar al arbolado. Desde un punto de vista estricto, la dehesa está formada por especies arbóreas que producen bellotas, siendo la encina el árbol más frecuente, aunque también es importante el alcornoque. Se trata de un sistema de aprovechamiento mixto de diferentes recursos: explotación forestal para obtener leña, carbón o corcho, explotación cinegética y explotación ganadera. En este último apartado es obligado citar el cerdo ibérico 😉 y también el ganado bovino y el caprino. Por otra parte, la cría de toros de lidia se da mayoritariamente en las dehesas. También se puede dar la agricultura, aunque con rendimientos bajos y dedicada a cultivos destinados a la alimentación del ganado como leguminosas o forrajeras.

La dehesa aparece en el tema 17 (La península ibérica: relieve, clima y vegetación. Diversidad regional de la España Peninsular e Insular). Es necesario conocer las grandes zonas climáticas y biogeográficas de la península para comprender la formación de los diferentes paisajes, modelados desde hace miles de años por la acción humana.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter