¿Afectará a las oposiciones la convocatoria de elecciones del 10-N?



Ayer por la tarde se verificaba lo que se venía anunciando desde semanas atrás: habrá nuevas elecciones el día 10 de noviembre, las cuartas en cuatro años tras las convocatorias de 2015, 2016 y abril de 2019. Cada uno de los partidos culpaba a otro u otros de esta situación de inestabilidad, pero ese no es el asunto que aquí nos ocupa, sino la posible incidencia en las oposiciones de 2020. Vamos a dedicar pues una breve reflexión a este tema.

Las convocatorias de oposiciones están garantizadas

Esto es lo primero que preocupa a quienes se esfuerzan día a día, dedicando muchas horas a preparar las oposiciones. Y ante esta duda hay que decir que las oposiciones de 2020 están garantizadas porque quienes las convocan son las Comunidades Autónomas y estas están plenamente constituidas y funcionan con normalidad. Debemos recordar aquí que incluso cuando en Cataluña se estaba aplicando el artículo 155 se convocaron oposiciones. Como decimos siempre: no existe el político que no quiera convocar oposiciones. Mientras Europa no esté en contra, habrá oposiciones. Y recordemos también que todas estas convocatorias son el resultado de una norma europea para rebajar la tasa de interinos.

Los temarios ya no cambiarán

La siguiente cuestión que preocupaba a muchos opositores es que cambiara el temario. Esta posibilidad, que ya considerábamos remota en nuestros análisis anteriores, con la convocatoria electoral, se hace ya prácticamente imposible. Tengamos en cuenta que en el mejor de los casos no habrá gobierno hasta diciembre (y eso contando con que el partido que gane no necesite negociar con los demás). Por tanto, hasta Navidad, la futura ministra de Educación no habrá tomado posesión de su cargo. Sería una auténtica locura cambiar un temario en enero. No lo consentirían los sindicatos.

¿Y la legislación? ¿Qué hacer con las programaciones?

Este es el punto más controvertido porque el PSOE, presumible vencedor de los comicios, había anunciado su intención de derogar completamente la LOMCE. ¿Le dará tiempo a hacerlo antes de que salgan las convocatorias? La respuesta es incierta, pero no hay que preocuparse por esto. Si se diera esta circunstancia lo único que habría que cambiar es el marco legal y retirar todo lo que tuviera que ver con los estándares. Sería incluso una programación más sencilla de realizar. El resto de los contenidos no variaría, porque la LOMCE era una ley continuista de la LOE (en el fondo de la LOGSE) con el añadido de los estándares y las revalidas. Como no hay tiempo para aprobar una nueva ley, las programaciones serán prácticamente iguales a las actuales.

Conclusión: A estudiar con firmeza las oposiciones

En síntesis, las líneas marcadas no suponen un cambio de rumbo en nuestros planes. Este va a ser un gran año que debemos aprovechar para alcanzar nuestros objetivos. Como ya hemos señalado en otras ocasiones, la plaza es posble para todo el mundo. Para las personas interinas, para las personas que se presentan por primera vez. Para los jóvenes, para las mayores, para todas las personas. El esfuerzo nunca cae en saco roto. Habrá otros años, seguro, peores que este. ¡Vamos a estudiar con fuerza y aprovechar la oportunidad que se nos brinda! ¡A navegar!



Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter