¡Ponte a prueba! Geografía e Historia 2/2022

¡Ponte a prueba! Geografía e Historia 2/2022

¡Hola de nuevo! Volvemos otro viernes más con una nueva entrega de nuestro reto semanal ¡Ponte a prueba!. Para esta ocasión hemos decidido mantenernos con las prácticas de historia. En este caso os traemos un fragmento de un documento cuya autoría e identificación son el ejercicio que os proponemos. Esperamos que no hagáis trampa y tratéis de solucionarlo usando vuestra pericia. Como todos los textos, este también incluye una pista lo suficientemente clara como para habilitar su resolución. El lunes volvemos con los resultados. ¡Feliz fin de semana!

«Habrá una paz cristiana y universal, y una amistad sincera, auténtica y perpetua entre […]
todos y cada uno […]. Que esta paz y amistad sea observada y cultivada con tal sinceridad y
celo, que cada parte se esforzará en procurar el beneficio, honor y ventaja del otro […].» (título
1º).
«Habrá en un lado y en el otro un olvido perpetuo, amnistía, o perdón de todo lo que ha sido
cometido desde el inicio de estos problemas […]; todo lo que ha pasado en un lado y en el otro
[…], daños y gastos […], serán enterrados en el olvido eterno.» (título 2º).
«Que el Círculo de Borgoña será y continuará un miembro del Imperio, después de que las
disputas entre Francia y España terminen. Que sin embargo, ni el emperador, ni ninguno de los
Estados del Imperio, se implicará en las guerras que hay ahora en pie entre ellos […].» (título
4º).
«Aquellos de la confesión de Habsburgo […] serán puestos en posesión otra vez de sus
iglesias, y estados eclesiásticos, como era en el año 1624 como también que todos los otros de
la dicha confesión de Habsburgo que lo demanden, tendrán el ejercicio libre de su religión, así
en iglesias públicas a las horas convenidas, como en sus propias casas privadas, o en otras
elegidas para este propósito […].» (título 28º).
«y puesto que para la mayor tranquilidad del Imperio, en su asamblea general de paz, se ha
hecho un acuerdo […] referente a las diferencias sobre tierras eclesiásticas, y la libertad de
ejercicio de la religión; se ha encontrado oportuno confirmarlo y ratificarlo por el presente
tratado […]» (título 49º).
«[…] la ciudad de Basilea, y otros cantones suizos, ser como si estuviesen en posesión de su
completa libertad y exención del Imperio; de manera que no están bajo ningún concepto
sujetos a las judicaturas o juicios del Imperio […]». (título 63º).
«[…] todos y cada uno de los Electores, Príncipes y Estados del Imperio Romano, son así
establecidos y confirmados en sus antiguos derechos, prerrogativas, libertades […], ejercicio
libre de derechos eclesiásticos […].» (título 64º).
«Disfrutarán sin contradicción, el derecho de sufragio en todas las deliberaciones referentes a
los asuntos del Imperio […] serán libres perpetuamente de establecer alianzas con extranjeros
para su preservación y seguridad […].» (título 65º).
«[…] Que el dominio principal, derecho de soberanía, y todos los otros derechos sobre los
arzobispados de Metz, Toul, y Verdún, y sobre las ciudades de ese nombre y sus diócesis,
particularmente sobre Mayenvick […] pertenecerán en el futuro a la corona de Francia, y serán
irrevocablemente incorporados allí por siempre […].» (título 71º).
«[…] Que para el futuro, el comercio y el transporte serán libres para los habitantes a ambos
lados del Rin, y las provincias adyacentes. Sobre todo, la navegación del Rin será libre […] y no
será permitido imponer sobre el Rin nuevos y no deseados peajes, aduanas, tasas, […] pero
una y otra parte se contentará con los tributos, derechos y peajes que eran pagados antes de
estas guerras […].» (título 89º).»

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter