¡Ponte a prueba! 22/2019. Ejercicio Práctico de Geografía e Historia

Viernes de nuevo. Volvemos con nuestro concurso semanal sobre la fase práctica en las oposiciones de Geografía e Historia. No queríamos decepcionaros así que hoy os presentamos un fragmento de un importante discurso.

Os proponemos el reto de localizar autor, fecha y lugar sin contar con ningún dato exacto sobre el mismo. El análisis de texto histórico no puede pasarse por alto pues es una de las destrezas más importantes en la prueba práctica. Una buena forma de abordarlo es realizar una lectura a la caza de los detalles que esconden el contexto.

En este caso hemos seleccionado unos fragmentos que apuntan datos clave en torno a fechas y acontecimientos. Estamos seguros de que podréis dar con la clave sin mucha dificultad. Aunque la localización de autor y contexto son una pieza clave es importante recordar que nada de esto es posible sin un método prediseñado de análisis. Una buena estructura y una secuenciación correcta a la hora de pautar el comentario deben ser el marco en el que moverse para realizar comentario de texto histórico. Os recordamos que en Opohispania disponemos de un curso de practicas cuyo objetivo es precisamente este: hacer un buen comentario. Os dejamos con el fragmento. ¡Hasta el lunes!

“[…] después de la reunión de Alma-Ata y las decisiones tomadas allí, mi posición en este asunto no ha cambiado. Además, estoy convencido de que decisiones de esa envergadura deberían haberse basado en la consulta de la voluntad popular. Sin embargo, voy a seguir haciendo todo lo que esté a mi alcance para que los acuerdos firmados allí conduzcan al verdadero acuerdo en la sociedad, y voy a facilitar la salida de la crisis y el proceso de reforma.
[…]
El proceso de renovación del país, así como los radicales cambios en el mundo resultaron ser mucho más complicados de lo que cabía esperar. Pero se le debe dar la importancia que merece a lo que se ha conseguido. Esta sociedad adquirió la libertad, se liberó política y espiritualmente, y este es nuestro principal logro, el cual aún no hemos entendido del todo porque no hemos aprendido a usar la libertad.
[…]
Nos abrimos al mundo, dejamos de interferir en los asuntos de otros y de emplear tropas más allá de las fronteras del país, y la confianza, la solidaridad y el respeto fueron devueltos como respuesta.
El antiguo sistema se derrumbó antes de que uno nuevo tuviera tiempo de empezar a funcionar, y la crisis en la sociedad se hizo aún más aguda. El golpe de agosto llevó la crisis general a su límite último. Lo más dañino de esta crisis es la desintegración de la estructura del Estado. Y hoy me preocupa que nuestra gente pierda la ciudadanía de un gran país. Las consecuencias pueden llegar a ser muy duras para todos.
Me marcho dejando mi puesto con aprehensión, pero también con esperanza, con fe en vosotros, en vuestra sabiduría y fuerza de espíritu. Somos los herederos de una gran civilización, y que renazca en una vida nueva, moderna y digna depende ahora de todos y cada uno de nosotros.
Os deseo todo lo mejor”.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter