¡Ponte a prueba! 14/2020 (Solución). Ejercicio Práctico de Geografía e Historia

Ya es lunes. Y como todos los lunes os traemos la solución de nuestro enigma semanal. En esta ocasión os proponíamos identificar una obra a partir de un fragmento. Esta pintura tenía evidentes pistas estilísticas que servían de importante apoyo para llegar al autor.

Como acertaba Marta Baghsot en nuestra página de Facebook, se trataba de una obra de Rembrandt van Rijn. Concretamente hablamos de El festín de Baltasar, tal y como acertó Eva Ayala. Esta imponente obra barroca es una de las piezas cumbres del autor. Representaba la aspiración de Rembrandt de posicionarse como pintor de escenas bíblicas.

La escena está plagada de simbolismos y detalles para crear una atmósfera singular. Con un depurado estilo realista el autor presenta personajes reales, llenos de vitalidad, con gestos y poses cotidianas. En un alarde de extravagancia el autor dispone los caracteres hebreos de forma desordenada, tal vez de manera intencionada.

Quizás se deba a la historia de la escena: el rey Baltasar de Babilonia celebra un banquete en el que los comensales toman bebidas y comidas. En mitad del ágape surge una misteriosa mano que escribe un enigmático mensaje en la pared. Nadie, salvo Daniel, pudo interpretarlo. Es posible que el propio Rembrandt decidiera deliberadamente colocar mal los caracteres. Aunque quizás, sencillamente no sabía el hebreo suficiente. ¡Feliz semana!

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter