Lecciones del curso de oposiciones 2019-20

Vamos a dedicar esta entrada a analizar el curso de oposiciones 2019-2020, que hoy inicia un paréntesis de dos meses, pues para nosotros finalizará en octubre de 2020, como ya nos comprometimos en su día.

Un éxito refrendado por nuestras encuestas de evaluación: el 100% de las personas volvería a contratar nuestros cursos.

En Opohispania realizamos todos los años una encuesta de evaluación entre quienes contratan nuestros cursos. Para nosotros es muy importante satisfacer a quienes confiaron en que sabríamos orientarlos adecuadamente en este mundo difícil de las oposiciones. Es para nosotros una obligación hacerlo. Es una gran responsabilidad que afrontamos día a día, porque somos conscientes de que las personas nos dan su esfuerzo y su tiempo porque hemos despertado confianza entre ellas. Así pues, es una gran satisfacción y un enorme orgullo (que verdaderamente nos emociona), ver que el 100% de las personas encuestadas responden que volverían a contratar nuestros cursos y también que el 100% recomendarían nuestros cursos a otras personas. Eso quiere decir que todas las personas que confiaron en nosotros están satisfechas y creen que han invertido adecuadamente su dinero. No cabe mayor orgullo.

La búsqueda de la perfección es la divisa de Opohispania.

Todos sabemos que la perfección es imposible (salvo en Dios para los creyentes). Pero los humanos podemos y debemos buscarla. Y en Opohispania lo hacemos. Por eso en esta misma encuesta, preguntamos si la formación recibida es excelente (lo que para nosotros quiere decir absolutamente perfecta) y qué elementos se pueden mejorar si no es así. Preguntamos acerca de siete ítems que van desde la calidad del temario, pasando por la corrección de trabajos y resolución de dudas, la cercanía en el trato o el trabajo administrativo. En total, son 9 preguntas que se valoran del 1 al 5. También aquí estamos muy orgullosos, pues la valoración global es del 96%. Es decir, estamos tan solo un 4% por debajo de la perfección. Gracias a estas sugerencias de mejora que nos dan nuestros opositores cada final de curso, mejoramos año a año. Y este verano haremos lo mismo, mejorando nuestra formación para el año que viene.

Es lo que hicimos desde el principio, en 2013, cuando después de dedicarnos quince años a la preparación únicamente presencial empezamos a adaptar, todavía con titubeos, nuestra formación a la Red. Siete años de mejoras constantes, gracias a las evaluaciones y sugerencias de nuestros opositores, han hecho que nuestros cursos sean cada año mejores y alcancen mayor grado de satisfacción entre quienes los siguen.

Contigo siempre. Ese es el lema de Opohispania.

Solo quiero destacar una cosa más, que atañe a la cercanía y calidad en el trato humano. El 100% de los encuestados manifiesta ante la pregunta “Valora el trato personal recibido” la valoración máxima. Y eso es para nosotros fundamental. Puede haber alguna duda en otras cuestiones, pero siempre hemos demostrado que nuestro lema: “Contigo, siempre.” es una realidad.

Un curso extraordinario que ha sacado lo mejor de nosotros

Este ha sido el curso escolar más extraño que hayamos conocido. Salvo durante la Guerra Civil, probablemente no se haya vivido una situación tan extraordinaria en el sistema educativo español. En primer lugar, como siempre, hay que lamentarse de las víctimas y estar al lado de sus allegados. Pero justo después, debemos analizar con la mayor ecuanimidad posible qué es lo que ha ocurrido en nuestra preparación y en nuestras vidas.

Y hemos de ser conscientes de que hemos pasado (y probablemente aún nos queda) un período extraordinario en el que lo mejor y lo peor de nosotros, como sociedad y como personas, se ha puesto de manifiesto. Yo aquí quiero destacar la labor de muchos colegas que, sin haber dado nunca clase por medios digitales, se han echado a la espalda unas sesiones maratonianas de trabajo y han seguido dando una formación de enorme calidad. También podríamos hablar, pues todos los conocemos en nuestros institutos, de aquellos docentes que han aprovechado estas fechas para escurrir el bulto en sus casas. Pero no ha sido nuestro caso, ni el de nuestros opositores. Es justo que nos lo reconozcamos y nos enorgullezcamos por ello. Hemos dado lo máximo posible.

Y eso ha valido también para la formación de Opohispania, pues hemos intentado mejorar nuestra atención a quienes confiaron en nosotros facilitándoles la resolución de dudas y de trabajos con mayor celeridad que antes (y por las encuestas recibidas de las que ahora hablaremos, parece que hemos acertado). Quienes han estado al pie del cañón con sus alumnos del instituto saben el desgaste que supone y han valorado que nosotros hagamos por ellos lo mismo. No solo eso, sino que, de forma excepcional, ampliamos la duración de nuestros cursos hasta octubre de forma gratuita a todos nuestros opositores dejando la plataforma abierta durante los meses de verano.

Esta pandemia nos ha puesto a prueba y creo que hemos sabido responder al reto de forma sencilla y eficaz.

La fuerza de la formación digital: veinticuatro horas al servicio de los opositores.

Otra lección de la pandemia es la fuerza de la preparación no presencial si es de calidad. Nosotros ya nos dimos cuenta de esto en 2013, pues, de hecho, yo fundé Opolengua, el embrión de Opohispania, cuando mis opositores presenciales no podían venir a las clases, pues al ser interinas acababan en cualquier lugar de Andalucía, siempre en las zonas más alejadas de Jerez y además tenía opositoras que venían de Ceuta o Extremadura a mis clases presenciales, dándose una verdadera paliza. Ese fue el embrión de los cursos no presenciales: dar la misma calidad y la misma formación que a los presenciales que, inicialmente, eran los mismos y volvían a clase cuando podían. Pero siempre tenían su clase dispuesta online para poder seguir avanzando. La pandemia ha mostrado la seguridad que esta formación tiene, lo que, hoy por hoy, la sitúa por encima de la presencial si, como hacemos nosotros, estamos veinticuatro horas al servicio de los opositores.

Opohispania en verano

Y en este verano especial vamos a seguir aquí. No va a haber correcciones ni resolución de dudas, pero sí el trabajo administrativo (con las lógicas situaciones dadas por el periodo vacacional) por lo que la contratación de cursos y envío de temarios se seguirá realizando durante el verano. También la plataforma de aula virtual estará abierta de forma gratuita para nuestros alumnos. Nuestro lema es “Contigo, siempre.” Y lo vamos a cumplir con la misma ilusión, buscando la perfección, una vez más.

Y nada más por hoy. Ha sido un enorme placer compartir el curso con todos vosotros. Feliz verano.

Saludos y ánimo.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter