¿Es buena idea empezar la preparación de las oposiciones de 2021 ya?



No queremos comenzar el artículo sin acordarnos de las víctimas de la pandemia y lanzar un mensaje caluroso a sus familiares y amigos.

Como cada vez que finaliza la Semana Santa, comenzamos a recibir correos de personas interesándose por la preparación. Este año esta situación se ha reproducido, a pesar de la extraña situación generada por el retraso de las oposiciones, la incertidumbre, el estado de alarma y el confinamiento.

¿Y qué podemos contestar a esta pregunta? Pues la misma respuesta de siempre. ¡Cuánto antes empecemos, mejor! Preparar las oposiciones es una apuesta vital. Supone quererse consagrar, profesar una vocación docente. Supone, a la vez, el deseo de ingresar en la función pública por las ventajas vitales de estabilidad y condiciones laborales que esto conlleva en nuestro país. La pandemia y la crisis que se avecina vuelven otra vez a demostrar la tranquilidad que para nuestras vidas suponen servir al Estado en el sistema de educación pública. Por tanto, si tenemos claro (y esto es lo que hemos de dilucidar de forma coherente y razonada) que deseamos que nuestro futuro pase por incorporarnos a la educación pública, cuanto antes empecemos mejor.

Todos los años en otoño salen de Canarias miles de veleros que quieren alcanzar América. Una vez se inicia la travesía, cada uno realiza su propia singladura. El que sale antes, tiene la ventaja de que puede llegar antes; pero eso no es garantía de nada, porque en el mar nos pueden ocurrir (y, de hecho, nos van a ocurrir) mil cosas que van incidir en nuestro destino. Lo fundamental para llegar a puerto, de todas maneras, es siempre la voluntad de alcanzar la meta.

Con las oposiciones, ocurre algo parecido. Todos los años salen miles de opositores en torno a septiembre al océano de las oposiciones. Allí ya hay personas que llevan tiempo preparándose. No creas que son todas las que están. Muchas personas solo se preparan realmente los dos o tres meses anteriores y aunque lleven muchos años presentándose a las oposiciones, en realidad, no las han preparado en serio nunca. Precisamente por esto es bueno prepararse a conciencia y empezar cuanto antes. Es bueno alcanzar a los que han salido antes que nosotros y ganar distancia sobre los que todavía no lo han hecho. Como la realidad ha demostrado cada convocatoria, es posible obtener la plaza en un año. De hecho, en 2018, el 26% de las plazas fueron obtenidas por personas que no tenían antigüedad en las listas de interinos.

Las oposiciones son un esfuerzo constante y acumulativo

Las oposiciones son un esfuerzo acumulativo. No se trata de dominar una forma de resolver un ejercicio y ya estamos preparados. No se trata de 0 ó 1. Se trata de un trabajo de hormiga, de ganar un tema y luego otro y luego otro. Y así sucesivamente. Se trata de pasar de 0 a 72. Y a la vez, mejorar el práctico y la programación. Es un trabajo acumulativo que nos ocupa muchas horas y en el que el tiempo perdido no se puede recuperar. Por tanto, si tienes tiempo y la decisión tomada: comienza cuanto antes.

Todo esto lo saben además muy bien quienes ya han iniciado su estudio y, por tanto, los mejores de entre ellos, mantendrán el mayor nivel que puedan durante este año también.

Cuanto antes empecemos el estudio, mejor

Así que siempre hay un momento para empezar a hacer las cosas y ese momento de comenzar el estudio de las oposiciones siempre es cuanto antes mejor. Por eso, nosotros siempre iniciamos nuestros cursos en abril del año anterior a las oposiciones, de forma que las personas interesadas, puedan ganar todo el tiempo del verano, si lo desean y pueden, para llevar más temas. Esos temas de más pueden ser ocho o diez o quince. Y puede que alguno de ellos salga como una bola en el teórico o que sus enseñanzas puedan aparecer en los ejercicios prácticos. Cada tema ganado es un paso más que nos acerca a la meta. Cada semana que adelantamos nuestro estudio, es una semana que ganamos para la preparación. Así que, nuestro consejo, siempre es comenzar cuanto antes.

Estos meses de confinamiento, que van a durar, nos brindan además condiciones que pueden resultar positivas para el estudio. Nos va a costar un gran esfuerzo, pero lo vamos a lograr y vamos a acudir a las oposiciones de 2021 en plena condiciones de ganar la plaza.



Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter