¿Cómo serán las oposiciones de 2021?

Desde que se suspendieran las oposiciones de este año, han sido varios los mensajes que hemos recibido en los que se preguntaba más o menos directamente acerca de cómo serán las oposiciones del año próximo. ¿Se desarrollarán normalmente? ¿Cuándo se abrirá el plazo de las autonomías que no llegó a abrirse? ¿Se mantendrán las plazas ofertadas? ¿Se sumarán nuevas plazas a las ya anunciadas en las ofertas de empleo público? ¿Habrá oposiciones de secundaria también en 2023?

Son muchos y variados interrogantes que no pueden ser contestados de forma general. Las autonomías cuentan con competencias en Educación y, por tanto, las respuestas a estas preguntas hay que buscarlas de forma concreta en cada una de las autonomías. Así, hay comunidades que siguen adelante con la convocatoria como Cataluña, que la anuncia para septiembre y otras que no llegaron a abrir el plazo y no se sabe cuándo lo abrirán (como es el caso de Andalucía). Es decir, cada persona debe informarse acerca de la situación en la que se encuentra la comunidad o comunidades a las que se desea presentar.

Por otro lado, la incertidumbre que vivimos todos se concreta de forma diferente para cada persona, pues los intereses y necesidades difieren de una a otra, con lo que el mismo hecho que favorece a una persona perjudica a otra y las dudas que una persona tiene le resultan indiferentes a muchas otras. Es decir, a las oposiciones concurren personas con intereses diferentes y, por tanto, sus deseos y necesidades difieren.

Desgraciadamente, nosotros no contamos con una bola de cristal que nos permita contestar de forma segura y taxativa a estas cuestiones, por lo que lo que señalemos a partir de ahora es el resultado del análisis sosegado y del sentido común y no de la certeza firme. Pasaremos por tanto a establecer una serie de criterios generales que puedan resultar útiles a las diferentes personas en función de la situación en la que se encuentren.

¿Habrá oposiciones en 2021?

Salvo el caso de Cataluña, que las realizará en septiembre (y quizás de la Comunidad Vasca, que todavía desgraciadamente no ha despejado la duda), las oposiciones se celebrarán en 2021 con toda seguridad, por lo que de lo que se trata ahora es de plantearnos ese nuevo horizonte. Es claro que esta situación ha determinado unos graves contratiempos a muchas personas, que incluso han tomado graves decisiones para estudiar a tope (como pedirse excedencias o incluso dejar el trabajo) en el convencimiento de que las oposiciones se desarrollarían durante este mes de junio de 2020 y ahora se encuentran con que todo se aplaza y deben afrontar sin ingresos un curso más. Otras personas que pensaban presentarse en 2022 y ya se disponían a realizar su máster este año, ahora se encuentran con que es posible que no haya oposiciones en 2022, sino en 2023, con lo que habrán de modificar también sus planes vitales.

Lo que sí es seguro es que habrá oposiciones en 2021 y que estas contarán al menos con las mismas plazas que ya se habían anunciado e incluso algunas comunidades han informado de que intentarán, si es posible, aumentar el número de plazas derivadas de las jubilaciones producidas este año y de las necesidades que se produzcan en el sistema educativo.

¿Se abrirán nuevos plazos de inscripción?

La respuesta a esta pregunta es sí, pero no se sabe si será durante este mismo año o el año próximo. Hay aquí intereses enfrentados. Por un lado, los de quienes están ya admitidos a los que no interesa que ingresen nuevos aspirantes y desean que los plazos se abran antes de que finalice este año.. Esta es la postura de los sindicatos, por ejemplo, en Andalucía, siempre tendentes a defender al colectivo interino. A las administraciones, por el contrario, sí les puede interesar abrir los plazos más tarde de formaque den oportunidades a nuevas personas y, por tanto, satisfagan a posibles votantes que quieran presentarse.

¿Habrá oposiciones de secundaria en 2022?

La postura que han mantenido hasta ahora los gobiernos autonómicos es la contraria, pues han anunciado que 2022 sería el año de las oposiciones de primaria. Esto no es absolutamente seguro y, en nuestra opinión, dependerá de la presión sindical por un lado y, por el otro, de que el Estado tenga dinero para convocarlas. Con la crisis económica que se avecina, seguramente España tendrá que contar con la aprobación de la Unión Europea para aumentar su déficit, aunque tratándose de gasto educativo, creemos que no habrá problema en relación con esto. Aun habiendo dinero, si no hay presión sindical (y no parece haberla) en la mayor parte de las comunidades parece que no habrá oposiciones de secundaria en 2022.

¿Y qué es lo mejor que puedo hacer?

Pues como siempre decimos, las oposiciones no pueden ser una apuesta provisional. Preparar oposiciones supone embarcarse vitalmente en un proyecto que será la base de nuestra vida, pues entraña unos enormes esfuerzos en tiempo, en relaciones humanas y hasta en dinero y nos preparamos para dedicarnos a nuestra vocación en cuerpo y alma. Es, por tanto, una apuesta vital y en este sentido, cuanto antes comencemos el estudio y la preparación, tanto mejor, pues antes llegaremos a nuestro puerto.

En este sentido, lo mejor que podemos aconsejar a cualquier persona que piensa hacer esta travesía no puede ser nunca decirle que espere a que la situación se aclare, pues eso es llamarle a dejar pasivamente el tiempo. No. Lo correcto es siempre comenzar el estudio. Nuestro consejo es siempre comenzar el estudio y ganar tiempo sobre los que serán nuestros oponentes dentro de uno, dos o tres años. Siendo la perspectiva de alguien tan a largo plazo (tres años), ¿merece la pena estudiar? ¿qué temas abarcar? Mi consejo es estudiar, desde luego, y hacerlo con temas de literatura clásica y gramática; es decir, los temas que, aunque cambiase el temario, seguro que se mantendrían.

Así pues, estudiar por tierra, mar y aire es la respuesta segura ante la incertidumbre en la que nos hallamos, en la seguridad de que siempre habrá oposiciones y en la certeza de que todo lo que avancemos el día de hoy, lo tendremos avanzado el día de mañana. Las oposiciones son un largo camino y cada uno de los pasos que damos nos acerca a la meta. Ese es el horizonte que jamás hemos perder de vista. En esta gran singladura cuanto antes salgamos de puerto y menos dudemos en la travesía, más cerca tendremos la llegada definitiva a puerto.

Saludos y ánimo.

Comparte esta entrada
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter